"Los mejores entrenadores fueron antes buenos jugadores"

jueves, 20 de julio de 2017

VACACIONES ANUALES RETRIBUIDAS: ¡¡¡MENOS ES MENOS!!!

A lo largo de la vida de este blog hemos detallado las casuísticas más habituales que se pueden dar en el disfrute de las vacaciones. Hoy quiero advertir de algún detalle más.

En las empresas que deciden o pactan la reducción de la jornada en periodo estival o incluso la conversión en estas fechas de la jornada partida a la continua con la consiguiente reducción de la jornada, lo que está ocurriendo es que aquellos que decidan disfrutar sus vacaciones fuera del periodo estival descansarán más horas de trabajo que los que opten  por irse en verano. Y estas diferencias hay que tenerlas en cuenta porque en el calendario anual se están descontando las horas de vacaciones conforme a un mes normal, esto es, con la jornada completa y/o partida y lo que está pasando luego es que aquellos que se van de vacaciónes en verano están disfrutando de menos descansos de las descontados en los correspondientes calendarios o cuadrante de jornadas  anuales de trabajo .

Si la empresa no tiene en cuenta estos desajustes, pondríamos estar ante un enriquecimiento injusto por parte del empresario y cuando menos, ante un elemento disuasorio para coger las vacaciones en los meses con jornadas más cortas.

No estaría de más  estar atentos en estos detalles!!!

miércoles, 28 de junio de 2017

RESPONSABILIDAD PENAL DEL EMPRESARIO POR IMPONER LARGAS JORNADAS DE TRABAJO


Analizamos hoy una sentencia de la Audiencia Provincial de Granada, Sección 1ª, Sentencia de 16 Jun. 2011, rec. 316/2010.

Si bien no es del todo reciente si es paradigmática de los riesgos evitables de el sector del transporte e ilustrativa por la gravedad de las responsabilidades derivadas.

Accidente laboral de un camionero que se quedó dormido al volante por la jornada de trabajo abusiva impuesta por su jefe, sin respeto de los descansos exigibles.

La víctima trabajaba como conductor de camiones de mercancías para la entidad "Frío Hermanos Portero S.L. en Granada.”

La citada entidad no había elaborado plan de riesgos laborales ni impartía a sus trabajadores formación sobre prevención de riesgos en su actividad.

El día 5 de noviembre... el trabajador , sobre las 22:30 o la 23:00 horas aproximadamente, inició su viaje con el camión con destino Perpinan (Francia), descargando las mercancías transportadas en dicha localidad para a continuación, según ordenes de su jefe, desplazarse a Vic (Tarragona) donde cargo de nuevo mercancías y a continuación, siguiendo las órdenes de su jefe dirigirse a Caniles donde le esperaba entre las 7 y las 7:30 de la mañana del día 6 de noviembre, otro empleado de la empresa que tenía que llevar el camión con la carga, lo antes posible, hasta unas instalaciones en Granada para descargarlo.

Debido al cansancio acumulado y a la falta de descanso, en el trayecto de vuelta desde Vic, sobre las 3:00 de la madrugada del día 6 de noviembre de, el conductor se quedó dormido mientras conducía, saliéndose por el lado izquierdo de la calzada precipitándose al vacío por un terraplén e impactando contra unos almendros, sufriendo a consecuencia del accidente traumatismo facial grave con fractura estallido de hueso frontal, fractura de huesos propios con afectación de seno etmoidal, senos maxilares y porción orbital de hueso frontal, desplazamiento de globo ocular derecho, pérdida de globo ocular izquierdo, desprendimiento de piezas dentarias superiores y doble fractura Lefort II, contusión torácica con contusión pulmonar de segmento posterior de LII. Pequeño derrame pleural derecho y fracturas costales izquierdas.-

Dichas lesiones precisaron en curar 600 días, persistiendo como secuelas anoftalmia bilateral y fractura de ambas órbitas con pérdida de sustancia, perdida de un globo total completa que precisa prótesis, ceguera total e irreversible, pérdida de pirámide nasal y maxilar superior, edentulismo maxilar total que necesita la implantación de prótesis y perdida de sustancia platina con fisura oronasal, todo a la desestructuración osteoarticular anterior con mal funcionamiento de los senos paranasales por pérdida de estructuras anatómicas y ausencia de olfato con alteración del gusto, trastorno adaptativo con reacción depresiva prolongada y perjuicio estético importante con múltiples cicatrices y deformación facial, así como perjuicio estético dinámico, viendo mermada de forma importante su autonomía en la vida cotidiana, necesitando constantes cuidados y padeciendo una incapacidad absoluta por gran invalidez para su vida laboral.-

La Inspección de Trabajo levantó acta de infracción por estos hechos imponiendo a dicha entidad una sanción de 30.050'60 euros por la comisión de una infracción muy grave conforme a lo previsto en el párrafo 2º del articulo 5 del R.D.L 5/2000, de 4 de agosto por infracción del articulo 14 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales .-

Que se condena al jefe, como autor criminalmente responsable de un delito contra la Seguridad en el trabajo, a la pena de seis meses de prisión con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y multa de 6 meses con una cuota diaria de 10 euros, quedando sujeto a una responsabilidad personal subsidiaria de 1 día de privación de libertad por cada dos cuotas no satisfechas y como autor delito de lesiones por imprudencia, a la pena de un año de prisión con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y condenándole al pago de las costas procesales incluidas la de la acusación particular, debiendo indemnizar al trabajador con el interés legal del artículo 576 de la L.E.C , en la suma de 301.742'16 euros.

Del relato de los Hechos Probados de la Sentencia se manifiesta que "La citada entidad no había elaborado plan de riesgos laborales ni impartía a sus trabajadores formación sobre prevención de riesgos en su actividad."

Para la Audiencia Provincial resulta inapelable que los hechos ocurren debido al cansancio acumulado y a la falta de descanso provocado por las rutas, trayectos y tiempos establecidos por orden del acusado llegando a quedarse dormido al volante en el trayecto de vuelta.

Para la sala queda plenamente probado el nexo causal porque el trabajador lesionado estuvo conduciendo prácticamente de manera ininterrumpida durante todo el día 05 de Noviembre de 2003 y parte de la madrugada del día 06 de Noviembre por orden del responsable de la empresa.

“El incumplimiento de los tiempos de descanso reglamentariamente establecidos, generó un riesgo fácilmente previsible ante la omisión de dichas medidas de seguridad, riesgo que debe ser asumido por quien directamente ordenó y organizo dichos viajes, estableciendo lugares, fechas y horario de entrega del camión con la mercancía, instrucciones sobre la ruta que en todo momento fueron ordenadas por el acusado  con omisión voluntaria de los tiempos de descanso legalmente establecidos para los trabajadores lo que suponía una infracción de un deber objetivo de cuidado establecido y plasmado en la legislación en materia de seguridad, siendo previsible según la experiencia social, que alcanza a cualquier hombre medio, que si una persona conduce prácticamente de forma ininterrumpida más de 24 horas sin realizar los descansos legalmente establecidos, entre en un estado de somnolencia, incompatible con el trabajo en general y con el de conductor de camiones en particular, el resultado lesivo era de más que probable producción, y ante tal ausencia de respeto a dichos tiempos de descanso, obviando así los más elementales deberes de cuidado y celo de quien ostenta además una obligación legal, la de ser garante como empleador de la seguridad de las condiciones de ejecución del trabajo en todo lo relacionado con la protección de la seguridad y la salud de cada uno de sus trabajadores, obligación que dimana de, entre otras de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, se configura la gravedad de la imprudencia.”

La Jurisprudencia es clara al referir que el bien jurídico del  artículo 316 del Código Penal es la seguridad en el trabajo vinculada a la vida, la salud y la integridad física de los trabajadores y que se constituye en un bien jurídico autónomo relacionado con el deber empresarial de velar por esa seguridad, lo que comporta que al no ser disponible el correlativo derecho de los trabajadores a unas condiciones de trabajo seguras, resulte irrelevante el consentimiento del trabajador o la aceptación tácita o explícita del riesgo. el Tribunal Supremo advierte que no puede perderse de vista que en muchas ocasiones los trabajadores se ven inmersos en situaciones y circunstancias que llevan consigo un alto riesgo para su vida e integridad física (TS S 14 Jul. 1999), sin que las circunstancias específicas y concretas de cada trabajador, como lo puede ser la edad, la capacidad o la cualificación, justifiquen como base de principio que la víctima asumió el riesgo inherente al tipo de trabajo encomendado (TS S 19 Oct. 2000).

No cabe duda que el sometimiento por el empresario al trabajador de unas jornadas de trabajo extenuantes con imposibilidad para el cumplimiento de las rutas por el empresario ordenadas, del cumplimiento de los tiempos de descanso reglamentariamente establecidos en una actividad de tanto riesgo como la conducción de camiones, integra el tipo del  artículo 316 del Código Penal.

Pero cuidado, que el Juez a Quo consideró que el trabajador cometió una imprudencia al no detener la marcha ante los razonables síntomas de somnolencia provocados por el cansancio acumulado, continuando conduciendo, contribuyendo causalmente al resultado producido y por ello moderó la responsabilidad civil aunque entendió que la imprudencia del trabajador no fue temeraria ni tuvo la relevancia suficiente para interrumpir el nexo causal. Para la sala el trabajador incurrió en un riesgo cuya causa primera y fundamental fue la omisión del empresario de las medidas de seguridad, en concreto de los tiempos de descanso legalmente establecidos, pues si estos se hubieran tenido en consideración por el empresario al fijar las rutas de viaje, el resultado probablemente no se hubiera producido sin menospreciar el hecho de que el trabajador accidentado no parase ante los síntomas de cansancio.

CONCLUSIONES: El escaso o nulo desarrollo de la ley de prevención de riesgos laborales y el incumplimiento sistemático de las empresas de la normativa laboral en materia de jornadas y descansos que redundan directamente en la seguridad y salud de los trabajadores son la causa-efecto de estos accidentes.

Es increíble que las empresas, lejos de tener implantadas culturas preventivas integradas en todos los niveles, o no tienen Plan de Prevención o el que tienen lo han importado de cualquier otro sector (copia y pega) como un mero formalismo. 

La formación preventiva específica centrada en el puesto es inexistente en determinados sectores y especialmente vulneradora en las administraciones públicas.

Y de otro lado, quedando acreditada la responsabilidad penal y civil de los responsables empresariales, no perdáis de vista que los trabajadores tienen obligaciones en materia de prevención y no todo pasa por acatar todas las órdenes del empresario, muy al contario, deben negarse a obedecer órdenes que sean antijurídicas, ilegales o que pongan en riesgo su seguridad y salud o la de terceros, entre otras. Como veis, el principio "solve et repete" en el ámbito laboral admite excepciones clamorosas.

¡Cuándo veas las barbas de tu vecino cortar,...pon las tuyas a remojar!



martes, 20 de junio de 2017

Los plazos en el Derecho del Trabajo

Por si es de vuestro interés el artículo publicado en el día de hoy en la web de contenidos jurídicos Law&trends sobre los plazos más importantes del Derecho del Trabajo.


Pinchar en el Enlace  para acceder al artículo.

lunes, 29 de mayo de 2017

MI EMPRESA ME PROHÍBE TRABAJAR PARA OTRA EMPRESA


El pluriempleo se entiende como la situación del trabajador por cuenta ajena que preste sus servicios profesionales a dos o más empresarios distintos y en actividades que den lugar a su alta obligatoria en un mismo Régimen de la Seguridad Social.  

Tu jefe o tu empresa pueden prohibirte dormir en tu casa o hacerte socio del Real Betis y podrían hasta “fustigarte” si ellos así lo quisieran. Que sea ilegal y punible (en algunos casos) no les impediría hacerlo ¿no…?

En España, es posible trabajar para dos o más empresas.

¿Puedo trabajar en  dos empresas y cotizar al 200% a efectos de desempleo o jubilación?

“Para determinar el tope máximo a aplicar, se distribuirá el tope máximo establecido con carácter general entre todos los sujetos de la obligación de cotizar en proporción a las retribuciones abonadas en cada una de las empresas en que preste sus servicios el trabajador, sin que, respecto a las contingencias comunes, la fracción del tope máximo que se asigne a cada empresa o sujeto obligado pueda ser superior a la cuantía de  la retribución abonada al trabajador. El tope mínimo se prorrateará asimismo entre todas las empresas y demás sujetos de la obligación de cotizar, en proporción a las retribuciones percibidas en cada una de ellas?

Así es como lo explica la web de la Seguridad Social pero nosotros vamos a entenderlo mejor con un ejemplo práctico;

Supuesto práctico: Imagina que trabajas para la empresa XXX a tiempo completo (100%) y en una segunda empresa YYY a tiempo completo (100%) pues lejos de lo que pudieras creer cotizarás por el 100% y no por el 200%.
Sin embargo, si trabajas para la empresa XXX a tiempo parcial (50%) y en la empresa YYY a tiempo parcial (50%) cotizarás por el 100% a la Seguridad Social.

¿Mi jefe dice que eso es competencia desleal?

Para entendernos, que tú seas director comercial de una empresa que se dedica a la venta de prótesis quirúrgicas en Sevilla y que te contrate otra empresa que se dedique a lo mismo y en la misma localidad, puede parecer que encaje en el tipo legal de competencia desleal porque tu trabajo en la otra empresa parece entrar en conflicto y competencia económica con la primera.
Pero por ejemplo, si trabajas por cuenta ajena como enfermero en una clínica de Murcia y te contratan para prestar servicios como enfermero en otra clínica (ya sea privada o pública) no parece que encaje en la figura jurídica que conocemos como competencia desleal.
  
¿Puede ser que tenga firmada cláusula de dedicación exclusiva y no lo sepa?

El Artículo 21 del ET titula “Pacto de no concurrencia y de permanencia en la empresa.” y dice que “… no podrá efectuarse la prestación laboral de un trabajador para diversos empresarios cuando se estime concurrencia desleal o cuando se pacte la plena dedicación mediante compensación económica expresa, en los términos que al efecto se convengan.”
En el apartado 3 del art. 21 del ET se nos dice que: “…en el supuesto de compensación económica por la plena dedicación, el trabajador podrá rescindir el acuerdo y recuperar su libertad de trabajo en otro empleo, comunicándolo por escrito al empresario con un preaviso de treinta días, perdiéndose en este caso la compensación económica u otros derechos vinculados a la plena dedicación.”

Por tanto:

  • -        La cláusula debe estar consignada en el contrato de trabajo.
  • -       Será válida si recibes a cambio todos los meses una cuantía económica en contraprestación a esa dedicación exclusiva.
  •       Los convenios colectivos podrán negociar el importe de ese plus y si no lo haces se estará a lo que pacten las partes.
  • -          Esa dedicación exclusiva es reversible, es decir, las partes podrán anular el pacto en cualquier momento (observando los requisitos legales o convencionales).


Por último, no confundamos Pluriempleo con Pluriactividad, mientras que el primero ya ha sido explicado en este artículo, la pluriactividad se entiende como la situación del trabajador por cuenta propia y/o ajena cuyas actividades den lugar a su alta obligatoria en dos o más Regímenes distintos del Sistema de la Seguridad Social. (V.G. el autónomo que se da de alta en el RGSS por cuenta ajena.).

Saludos,



viernes, 26 de mayo de 2017

¿Por qué sigues solicitando permisos retribuidos?

La pregunta es clara, ¿Por qué razón SOLICITAS y esperas AUTORIZACIÓN de la empresa cuando quieres disfrutar permisos retribuidos del art 37.3 del Estatuto de los trabajadores?

Si quieres respuestas puede pinchar en este artículo:

Enlace al artículo

viernes, 14 de abril de 2017

VERDADES Y MENTIRAS SOBRE EL REGISTRO DE LAS HORAS TRABAJADAS (STS 23/3/17)

Según Marx, es el ser social el que determina la conciencia, y no la conciencia la que determina el ser social. Así, un paradigmático ejemplo de falsa conciencia podría ser la adopción de la ideología neoliberal por parte de la mayoría de magistrados de la sala de lo social del Tribunal Supremo (en adelante TS).


Resultado de imagen de sentencias judiciales cuarto milenio

Mucho se ha escrito en estos días sobre la sentencia del TS de fecha 23/03/2017, “sobre el registro de las horas trabajadas”, que casa y anula la dictada por la Sala de lo Social de la AN de 4/12/2015 (Caso Bankia). 

Aprovecho esta oportunidad para recomendar una lectura detenida del documento publicado por el catedrático de Derecho del Trabajo, D.Eduardo Rojo Torrecilla, a mi juicio clarificador, expositivo y prolijo en cuanto a argumentación, que sigue una linea magistral espacio-temporal de lo acaecido en las últimas décadas sobre este particular.

En primer lugar, conviene recordar que fue precisamente la sentencia de la AN la que sirvió de fundamento a la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para dictar la instrucción 3/2016, encaminada al cumplimiento y garantías del registro de las jornadas diarias de los trabajadores en las empresas. Nadie puso una pistola en el pecho de esta dirección general para dictar tal instrucción y lo que llama clamorosamente la atención es que ahora, tras la sentencia del TS, que revoca todos y cada uno de los criterios sostenidos por la instrucción, la Dirección General de la ITSS haga "mutis por el foro".

Recordemos qué es lo que dice la ITSS en su instrucción 3/2016:

"...el registro de la jornada diaria es obligatorio, se realicen o no horas extraordinarias, no es aceptable admitir la ausencia de registro por no realizarse horas extraordinarias, por cuanto el registro ordinario de la jornada es el presupuesto que permite la contabilización de todas las horas que se hagan para deducir luego la existencia de horas extraordinarias".

¿Quizá la ITSS es presa de sus propias argumentaciones y eso justifica su silencio cómplice? 

Pues sí, por esto y sobre todo porque uno siente vergüenza ajena cuando sostiene cosas insostenibles y, diga lo que diga el TS, deducir las horas extraordinarias que realiza un trabajador sin llevar a cabo un registro exhaustivo de la jornada diaria es simplemente IMPOSIBLE y este hecho traslada a la parte débil de la relación laboral, el trabajador, la carga de una prueba diabólica.

Un ejemplo: si una empresa abona a sus comerciales 20 céntimos/km a partir del kilómetro 50 pero no existe registro alguno de la realización de los primeros 50 km ¿cómo diablos puede el trabajador justificar el cobro de esos 20 céntimos si no se puede saber ni demostrar que realizó 50, 40 ó 120 km?¡Ahhh, que estamos ante un dogma de fe del empresario...!

No obstante, no ceja el TS en su empeño en la construcción de una realidad jurídica inexistente al sostener que el registro de la jornada ordinaria no es obligatorio para el empresario porque queda encuadrado para el exclusivo caso de las horas extraordinarias del art. 35.5 del ET y el legislador no quiso incluirlo en el artículo 34 y por ende, sostiene en su sentencia que "...los tribunales no pueden sustituir la función del legislador".

Pues bien, permítanme responder con vehemencia a estas dos apreciaciones:

1.- ¿no es obligatorio el registro para el empresario porque queda encuadrado para el exclusivo caso de las horas extraordinarias del art. 35.5 del ET y el legislador no quiso incluirlo en el artículo 34?

Esta aseveración es tan simple como falaz. Y esto es así porque el legislador lo incluyó literalmente en la Sección Quinta del Capítulo Segundo del TÍtulo Primero de la LET, que dicho sea de paso se titula "TIEMPO DE TRABAJO" y no otra cosa pero...claro, el TS obvia esta cuestión sustancial y lo sustituye con una simpleza impropia de profesionales del Derecho.

Y además , la pregunta se resuelve de manera clara acudiendo a la interpretación literal del art. 35.5 del ET:

35.5. A efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el período fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente.

¿Acaso alguien no exento de sentido común o sesgo alguno puede interpretar cosa contraria a lo que dice el legislador?, esto es, que a los efectos de llegar al cómputo de las horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día, ¿dónde alberga la duda este dictado literal?¿qué es para el TS la jornada y su registro día a día?.

Ya adelantaba que iba a ser vehemente...las explicaciones doctrinales y académicas las dejo para quienes realizan magníficamente tales encomiendas y yo me dedicaré a hablar del sentido común y la razón jurídica en Derecho y éstas me llevan a decir que no se puede sostener mínimamente la simpleza con la que el TS se ha desmarcado en su sentencia de 23/3/2017.

2.- ¿Los tribunales no pueden sustituir la función del legislador?

¿Y para qué están entonces los tribunales de Justicia sino para interpretar (literal, histórica, teleológica, sociológicamente...)las normas?...¿aclarar lo que no precisa aclaración, como es el 35.5 ET, es sustituir la función del legislador?.

Insisto, llega a resultar hasta cansino intentar demostrar algo tan sencillo y elemental como las propiedades del agua (incolora, inodora, líquida, insípida) y esto es así de extraño por la incomprensible por insostenida, sentencia del TS que pasará a los anales de la historia (así lo espero) por su efímera representación, más propia de asociaciones de empresarios o de los dictados neoliberales, a los que les ciega el peculio, que del órgano jurisdiccional que culmina la organización judicial en nuestro país.

Con los debidos respetos, el TS lleva a cabo un sesgo del ET que aboca a los trabajadores y sus representantes a la búsqueda de un ilusionista o prestidigitador para llevar a cabo la demostración de la realización de las horas extraordinarias. Si no, ¿de qué otra forma se pueden contabilizar los excesos de jornadas si no sabemos cuál ha sido ésta?

Pero permítanme otras preguntas ¿tan difícil le resulta al empresario y al propio TS el registro de la jornada diaria?¿dónde está el problema?¿Cómo va a llevar a cabo el empresario el cómputo de las horas extras sin llevar el de las ordinarias efectivas?¿Acaso, la jornada  efectiva de trabajo, es una presunción iuris tamtum...? y si esto fuera así...¿cómo puede desvirtuar la empresa tal presunción si no tiene pruebas de jornada alguna?

Por ir terminando, parece que a nadie del TS se le ha ocurrido leer el artículo 35 en su totalidad porque está lleno de certezas que el legislador quiso dejar para certificar que la lógica jurídica es una y no la que quiera inocularnos el TS, del todo partidista con las tesis empresariales.

Vayamos al 35.1.in fine: "...En ausencia de pacto al respecto, se entenderá que las horas extraordinarias realizadas deberán ser compensadas mediante descanso dentro de los cuatro meses siguientes a su realización."

Pues bien, para esto, para que las horas extraordinarias se hayan realizado, primero debemos saber que el trabajador ha totalizado la jornada ordinaria completa. Después, ¿a qué ha querido llamar el legislador "compensación" ?. 
Según la RAE, compensar es igualar en opuesto sentido el efecto de una cosa con la otra, compensar la dilatación de un cuerpo con la contracción del otro, compensar las pérdidas con las ganancias, los males con los bienes...
Pero ¿Cómo podemos igualar el efecto de una cosa (horas extraordinarias) con el de otra (horas ordinarias)si desconocemos la existencia de una como presupuesto de la otra? 
¿Cómo podemos compensar la dilatación de un cuerpo (exceso de jornada ordinaria) con la contracción del otro (compensación de las horas extraordinarias con descansos) si no conocemos ambas magnitudes?

Como veis, no he querido entrar en profundidad en el debate jurídico porque "haberlos haylos y muy buenos" y con ello no hago mención alguna a fundamentos de primer orden, como los de los votos particulares de los magistrados que contradicen y desmontan la exigua fundamentación jurídica de la sentencia, tales como la prolija normativa nacional y comunitaria que sobre el registro de la jornada existe en consonancia con la prevención de riesgos laborales, la seguridad y salud de los trabajadores y otros. 

¿Y saben qué? pues que el TS, al dictar esta sentencia, lo que ha hecho es atender a la realidad social en la que viven, sí, en la que viven ellos y las tesis empresariales que defienden, centradas en los beneficios y no en el Derecho y esto es así precisamente porque la única realidad social subyacente a todo esto es que en España, los trabajadores realizan miles de horas extraordinarias que no se cobran ni cotizan a la seguridad social y todo esto es posible gracias a que no se contabilizan las jornadas efectivas de trabajo y con ello son cuasi imposibles de deducción las jornadas extraordinarias.

Por tanto, me asalta una única duda procesal, si esta sentencia del TS es recurrible ante el Tribunal Constitucional o incluso, ante instancias judiciales comunitarias o si acudimos directamente al programa de Cuarto Milenio de Iker Jiménez.












sábado, 8 de abril de 2017

NUEVO CASO PRÁCTICO PRL: SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN


Trabajo: Construcciones singulares

Caso práctico

Construcciones Singulares, S.A  es una empresa dedicada al sector de la construcción. Está construyendo un bloque de pisos. David es uno de los trabajadores de la empresa que presta sus servicios como peón desde hace tres años. David está trabajando en el acabado de la parte superior de la fachada, en la décima planta. Al ser la última planta del edificio, la empresa ha ido almacenado y depositado en ella diferentes materiales y equipos de trabajo que se encuentran dispersos por toda su superficie. En el desarrollo de su tarea, David emplea de forma constante una sierra circular, y ocasionalmente la piedra esmeril. La sierra circular no tiene un mantenimiento adecuado: sus discos se encuentran en mal estado y tiene los cables pelados. Además, el interruptor de la sierra circular se encuentra muy próximo a las correas de transmisión, y David debe introducir la mano en el interior de la máquina cada vez que quiere ponerla en marcha. Para realizar esta tarea, David solicita ayuda en algunas ocasiones a Daniel, que es el encargado desde hace más de veinte años del empleo del martillo neumático.

Ana es la directora administrativa de Construcciones Singulares, S.A. Su jornada es de nueve horas diarias de lunes a sábado. Desde hace unos meses, debido a la crisis económica y a las dificultades de tesorería de la empresa, su actividad principal consiste en renegociar las deudas y en tratar de dar viabilidad financiera a la compañía.

En el último año varios trabajadores de la empresa Construcciones Singulares, S.A. han estado en situación de incapacidad temporal por diferentes motivos:

  José sufrió una lesión ocular al proyectársele fragmentos de madera mientras empleaba el taladro en la fase de acabado de las viviendas.
  Pedro sufrió una lesión lumbar mientras cargaba sacos de cemento.
  Ana ha estado tres meses de baja como consecuencia de episodios de ansiedad y depresión leve.
  Daniel ha padecido una necrosis del semilunar, denominada enfermedad de Kienböck (afectación osteoarticular).

 Preguntas del profesor

Con los datos facilitados en el caso práctico y los que necesites extraer de la unidad:

1.    Señala los diferentes riesgos laborales a los que está expuesto David en su trabajo, indicando la disciplina preventiva a la cual se asocian de manera preferente.

David, peón de la construcción. Por la información del caso, el mayor riesgo que se observa es la caída de a distinto nivel, ( Seguridad) además, los riesgos que presenta el caso para David son ; riesgos atmosféricos por temperaturas extremas y radiaciones no ionizantes por sol  (Higiene ), sobreesfuerzos (Ergonomía), contactos eléctricos directos e indirectos y electrocución(seguridad), caídas al mismo nivel (Seguridad), golpes o cortes en las manos por objetos o herramientas (Seguridad y Ergonomía),riesgos de desprendimientos de trozos disco o piedra esmeril (Seguridad), trastornos musculo-esqueléticos(Ergonomía),  exposición a agentes químicos por polvos metálicos o sílice de piedra esmeril( Higiene), caída o pisadas de objetos y/o herramientas (Seguridad-Ergonomía), Ruido (Higiene), vibraciones (Higiénicos), fatiga física (Ergonomía), riesgos psicosociales propios de estas actividades de la construcción(Ergonomía y psicosociología aplicada).

Daniel, es encargado, y por los datos que da el caso, además de los riesgos propios asociados a la actividad de la construcción y de las repercusiones del trabajo de otros operarios que operen cerca de él, aprecio los siguientes riesgos, Ruido (Higiene), vibraciones en todo el cuerpo (Higiene), trastornos osteoarticulares (Ergonomía), Riesgos por exposición a agentes químicos polvo de sílice(Higiene),  riesgos de desprendimiento de partículas (Seguridad), sobresfuerzos (Ergonomía), golpes por rotura de manguera presión neumática (Seguridad), exposición a contacto eléctrico(Seguridad),caídas a distinto nivel(Seguridad), caídas al mismo nivel(Seguridad) y caída de objetos o herramientas (Seguridad).

Ana, es Directora administrativa con jornada de 9 horas diarias de lunes a sábado. Renegocia deudas y la viabilidad empresa. Sin más datos, puede suponerse que atendiendo a su jornada laboral, que sobrepasa con creces la establecida legalmente y apenas le permite un descanso adecuado y atendiendo a las dificultades de las tareas asociadas a su actividad, los riesgos podrían ser, además de los propios de esta actividad en el lugar de la prestación de servicio, Riesgo de Fatiga mental y física (Ergonomía y psicosociología aplicada), riesgos de insatisfacción laboral y estrés (Ergonomía y psicosociología aplicada), riesgos de síndromes ansioso-depresivos (Psicosociología aplicada).

2.   Califica los diferentes procesos de incapacidad temporal sufridos por los trabajadores de Construcciones Singulares, S.L.

Conceptualmente, la Ley General de la Seguridad Social, en su artículo 115.1 define al accidente de trabajo  como toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena. El aparatado 3 del mismo artículo establece una presunción “iuris tantum” por la cual se considerarán accidentes de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y el lugar de trabajo.

El artículo 116 de la LGSS, establece que se entenderá por enfermedad profesional la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena en las actividades que se especifiquen en el cuadro que se apruebe por las disposiciones de aplicación y desarrollo de esa Ley, y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional.

Procesos de Incapacidad temporal;

  José sufrió una lesión ocular al proyectársele fragmentos de madera mientras empleaba el taladro en la fase de acabado de las viviendas.
Bien, atendiendo a la definición del art.115.1 de la LGSS, y tratándose de de un suceso puntual, en el lugar y el tiempo de trabajo, que provoca una lesión corporal (lesión ocular) cuando realizaba su actividad laboral en el uso de el taladro debe considerarse accidente de trabajo.

Pedro sufrió una lesión lumbar mientras cargaba sacos de cemento.
Por los mismos argumentos que en el proceso anterior, atendiendo a la casuística particular de éste, debo considerarlo como accidente de trabajo, teniendo en cuenta que el trabajador sufre una lesión determinada (lumbar) en el desempeño de su actividad profesional, en el lugar y tiempo de trabajo, y puntualmente en el momento de transportar sacos de cemento con su cuerpo. He de matizar que (de los datos ofrecidos) tal calificación no entra a valorar las posibles especificidades, tiempos, antecedentes, negligencias, imprudencias, no utilización de medidas preventivas, etc., que si bien no tendrían porque cambiar la calificación si estaríamos ante argumentaciones mucho más precisas y extensas.

  Ana ha estado tres meses de baja como consecuencia de episodios de ansiedad y depresión leve.
Atendiendo a las tareas de responsabilidad de Ana, en un sector de la construcción donde la renegociación de deudas y viabilidad empresarial no son ajenas al continuo conflicto y estrés, la excesiva dedicación al trabajo por una jornada que se extralimita legalmente y no deja apenas espacios de ocio por falta de tiempo, y sobre todo, suponiendo que quede acreditada la relación de causalidad entre la lesión sufrida (ansiedad y depresión leve) y el trabajo que se ejecuta, debemos considerarlo como accidente de trabajo y así lo declaran sentencias recientes tales como la del Juzgado de lo Social nº2 de Pamplona 2011. No obstante, no es pacífica esta calificación ya que la dificultad reside en demostrar tal relación de causalidad, así, en caso contrario estaríamos hablando de accidente no laboral o enfermedad común.

Daniel ha padecido una necrosis del semilunar, denominada enfermedad de Kienböck (afectación osteoarticular). Es la forma de afectación osteoarticular más frecuente. El uso del martillo neumático es una actividad listada en el RD.1299/2006 por las vibraciones de entre 25 y 250 Hz, concretamente en el Anexo 1, Grupo 2. Código 2B0101. Por tanto debe considerarse como enfermedad profesional.

Buen provecho.