"Los mejores entrenadores fueron antes buenos jugadores"

viernes, 14 de abril de 2017

VERDADES Y MENTIRAS SOBRE EL REGISTRO DE LAS HORAS TRABAJADAS (STS 23/3/17)

Según Marx, es el ser social el que determina la conciencia, y no la conciencia la que determina el ser social. Así, un paradigmático ejemplo de falsa conciencia podría ser la adopción de la ideología neoliberal por parte de la mayoría de magistrados de la sala de lo social del Tribunal Supremo (en adelante TS).


Resultado de imagen de sentencias judiciales cuarto milenio

Mucho se ha escrito en estos días sobre la sentencia del TS de fecha 23/03/2017, “sobre el registro de las horas trabajadas”, que casa y anula la dictada por la Sala de lo Social de la AN de 4/12/2015 (Caso Bankia). 

Aprovecho esta oportunidad para recomendar una lectura detenida del documento publicado por el catedrático de Derecho del Trabajo, D.Eduardo Rojo Torrecilla, a mi juicio clarificador, expositivo y prolijo en cuanto a argumentación, que sigue una linea magistral espacio-temporal de lo acaecido en las últimas décadas sobre este particular.

En primer lugar, conviene recordar que fue precisamente la sentencia de la AN la que sirvió de fundamento a la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para dictar la instrucción 3/2016, encaminada al cumplimiento y garantías del registro de las jornadas diarias de los trabajadores en las empresas. Nadie puso una pistola en el pecho de esta dirección general para dictar tal instrucción y lo que llama clamorosamente la atención es que ahora, tras la sentencia del TS, que revoca todos y cada uno de los criterios sostenidos por la instrucción, la Dirección General de la ITSS haga "mutis por el foro".

Recordemos qué es lo que dice la ITSS en su instrucción 3/2016:

"...el registro de la jornada diaria es obligatorio, se realicen o no horas extraordinarias, no es aceptable admitir la ausencia de registro por no realizarse horas extraordinarias, por cuanto el registro ordinario de la jornada es el presupuesto que permite la contabilización de todas las horas que se hagan para deducir luego la existencia de horas extraordinarias".

¿Quizá la ITSS es presa de sus propias argumentaciones y eso justifica su silencio cómplice? 

Pues sí, por esto y sobre todo porque uno siente vergüenza ajena cuando sostiene cosas insostenibles y, diga lo que diga el TS, deducir las horas extraordinarias que realiza un trabajador sin llevar a cabo un registro exhaustivo de la jornada diaria es simplemente IMPOSIBLE y este hecho traslada a la parte débil de la relación laboral, el trabajador, la carga de una prueba diabólica.

Un ejemplo: si una empresa abona a sus comerciales 20 céntimos/km a partir del kilómetro 50 pero no existe registro alguno de la realización de los primeros 50 km ¿cómo diablos puede el trabajador justificar el cobro de esos 20 céntimos si no se puede saber ni demostrar que realizó 50, 40 ó 120 km?¡Ahhh, que estamos ante un dogma de fe del empresario...!

No obstante, no ceja el TS en su empeño en la construcción de una realidad jurídica inexistente al sostener que el registro de la jornada ordinaria no es obligatorio para el empresario porque queda encuadrado para el exclusivo caso de las horas extraordinarias del art. 35.5 del ET y el legislador no quiso incluirlo en el artículo 34 y por ende, sostiene en su sentencia que "...los tribunales no pueden sustituir la función del legislador".

Pues bien, permítanme responder con vehemencia a estas dos apreciaciones:

1.- ¿no es obligatorio el registro para el empresario porque queda encuadrado para el exclusivo caso de las horas extraordinarias del art. 35.5 del ET y el legislador no quiso incluirlo en el artículo 34?

Esta aseveración es tan simple como falaz. Y esto es así porque el legislador lo incluyó literalmente en la Sección Quinta del Capítulo Segundo del TÍtulo Primero de la LET, que dicho sea de paso se titula "TIEMPO DE TRABAJO" y no otra cosa pero...claro, el TS obvia esta cuestión sustancial y lo sustituye con una simpleza impropia de profesionales del Derecho.

Y además , la pregunta se resuelve de manera clara acudiendo a la interpretación literal del art. 35.5 del ET:

35.5. A efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el período fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente.

¿Acaso alguien no exento de sentido común o sesgo alguno puede interpretar cosa contraria a lo que dice el legislador?, esto es, que a los efectos de llegar al cómputo de las horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día, ¿dónde alberga la duda este dictado literal?¿qué es para el TS la jornada y su registro día a día?.

Ya adelantaba que iba a ser vehemente...las explicaciones doctrinales y académicas las dejo para quienes realizan magníficamente tales encomiendas y yo me dedicaré a hablar del sentido común y la razón jurídica en Derecho y éstas me llevan a decir que no se puede sostener mínimamente la simpleza con la que el TS se ha desmarcado en su sentencia de 23/3/2017.

2.- ¿Los tribunales no pueden sustituir la función del legislador?

¿Y para qué están entonces los tribunales de Justicia sino para interpretar (literal, histórica, teleológica, sociológicamente...)las normas?...¿aclarar lo que no precisa aclaración, como es el 35.5 ET, es sustituir la función del legislador?.

Insisto, llega a resultar hasta cansino intentar demostrar algo tan sencillo y elemental como las propiedades del agua (incolora, inodora, líquida, insípida) y esto es así de extraño por la incomprensible por insostenida, sentencia del TS que pasará a los anales de la historia (así lo espero) por su efímera representación, más propia de asociaciones de empresarios o de los dictados neoliberales, a los que les ciega el peculio, que del órgano jurisdiccional que culmina la organización judicial en nuestro país.

Con los debidos respetos, el TS lleva a cabo un sesgo del ET que aboca a los trabajadores y sus representantes a la búsqueda de un ilusionista o prestidigitador para llevar a cabo la demostración de la realización de las horas extraordinarias. Si no, ¿de qué otra forma se pueden contabilizar los excesos de jornadas si no sabemos cuál ha sido ésta?

Pero permítanme otras preguntas ¿tan difícil le resulta al empresario y al propio TS el registro de la jornada diaria?¿dónde está el problema?¿Cómo va a llevar a cabo el empresario el cómputo de las horas extras sin llevar el de las ordinarias efectivas?¿Acaso, la jornada  efectiva de trabajo, es una presunción iuris tamtum...? y si esto fuera así...¿cómo puede desvirtuar la empresa tal presunción si no tiene pruebas de jornada alguna?

Por ir terminando, parece que a nadie del TS se le ha ocurrido leer el artículo 35 en su totalidad porque está lleno de certezas que el legislador quiso dejar para certificar que la lógica jurídica es una y no la que quiera inocularnos el TS, del todo partidista con las tesis empresariales.

Vayamos al 35.1.in fine: "...En ausencia de pacto al respecto, se entenderá que las horas extraordinarias realizadas deberán ser compensadas mediante descanso dentro de los cuatro meses siguientes a su realización."

Pues bien, para esto, para que las horas extraordinarias se hayan realizado, primero debemos saber que el trabajador ha totalizado la jornada ordinaria completa. Después, ¿a qué ha querido llamar el legislador "compensación" ?. 
Según la RAE, compensar es igualar en opuesto sentido el efecto de una cosa con la otra, compensar la dilatación de un cuerpo con la contracción del otro, compensar las pérdidas con las ganancias, los males con los bienes...
Pero ¿Cómo podemos igualar el efecto de una cosa (horas extraordinarias) con el de otra (horas ordinarias)si desconocemos la existencia de una como presupuesto de la otra? 
¿Cómo podemos compensar la dilatación de un cuerpo (exceso de jornada ordinaria) con la contracción del otro (compensación de las horas extraordinarias con descansos) si no conocemos ambas magnitudes?

Como veis, no he querido entrar en profundidad en el debate jurídico porque "haberlos haylos y muy buenos" y con ello no hago mención alguna a fundamentos de primer orden, como los de los votos particulares de los magistrados que contradicen y desmontan la exigua fundamentación jurídica de la sentencia, tales como la prolija normativa nacional y comunitaria que sobre el registro de la jornada existe en consonancia con la prevención de riesgos laborales, la seguridad y salud de los trabajadores y otros. 

¿Y saben qué? pues que el TS, al dictar esta sentencia, lo que ha hecho es atender a la realidad social en la que viven, sí, en la que viven ellos y las tesis empresariales que defienden, centradas en los beneficios y no en el Derecho y esto es así precisamente porque la única realidad social subyacente a todo esto es que en España, los trabajadores realizan miles de horas extraordinarias que no se cobran ni cotizan a la seguridad social y todo esto es posible gracias a que no se contabilizan las jornadas efectivas de trabajo y con ello son cuasi imposibles de deducción las jornadas extraordinarias.

Por tanto, me asalta una única duda procesal, si esta sentencia del TS es recurrible ante el Tribunal Constitucional o incluso, ante instancias judiciales comunitarias o si acudimos directamente al programa de Cuarto Milenio de Iker Jiménez.












sábado, 8 de abril de 2017

NUEVO CASO PRÁCTICO PRL: SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN


Trabajo: Construcciones singulares

Caso práctico

Construcciones Singulares, S.A  es una empresa dedicada al sector de la construcción. Está construyendo un bloque de pisos. David es uno de los trabajadores de la empresa que presta sus servicios como peón desde hace tres años. David está trabajando en el acabado de la parte superior de la fachada, en la décima planta. Al ser la última planta del edificio, la empresa ha ido almacenado y depositado en ella diferentes materiales y equipos de trabajo que se encuentran dispersos por toda su superficie. En el desarrollo de su tarea, David emplea de forma constante una sierra circular, y ocasionalmente la piedra esmeril. La sierra circular no tiene un mantenimiento adecuado: sus discos se encuentran en mal estado y tiene los cables pelados. Además, el interruptor de la sierra circular se encuentra muy próximo a las correas de transmisión, y David debe introducir la mano en el interior de la máquina cada vez que quiere ponerla en marcha. Para realizar esta tarea, David solicita ayuda en algunas ocasiones a Daniel, que es el encargado desde hace más de veinte años del empleo del martillo neumático.

Ana es la directora administrativa de Construcciones Singulares, S.A. Su jornada es de nueve horas diarias de lunes a sábado. Desde hace unos meses, debido a la crisis económica y a las dificultades de tesorería de la empresa, su actividad principal consiste en renegociar las deudas y en tratar de dar viabilidad financiera a la compañía.

En el último año varios trabajadores de la empresa Construcciones Singulares, S.A. han estado en situación de incapacidad temporal por diferentes motivos:

  José sufrió una lesión ocular al proyectársele fragmentos de madera mientras empleaba el taladro en la fase de acabado de las viviendas.
  Pedro sufrió una lesión lumbar mientras cargaba sacos de cemento.
  Ana ha estado tres meses de baja como consecuencia de episodios de ansiedad y depresión leve.
  Daniel ha padecido una necrosis del semilunar, denominada enfermedad de Kienböck (afectación osteoarticular).

 Preguntas del profesor

Con los datos facilitados en el caso práctico y los que necesites extraer de la unidad:

1.    Señala los diferentes riesgos laborales a los que está expuesto David en su trabajo, indicando la disciplina preventiva a la cual se asocian de manera preferente.

David, peón de la construcción. Por la información del caso, el mayor riesgo que se observa es la caída de a distinto nivel, ( Seguridad) además, los riesgos que presenta el caso para David son ; riesgos atmosféricos por temperaturas extremas y radiaciones no ionizantes por sol  (Higiene ), sobreesfuerzos (Ergonomía), contactos eléctricos directos e indirectos y electrocución(seguridad), caídas al mismo nivel (Seguridad), golpes o cortes en las manos por objetos o herramientas (Seguridad y Ergonomía),riesgos de desprendimientos de trozos disco o piedra esmeril (Seguridad), trastornos musculo-esqueléticos(Ergonomía),  exposición a agentes químicos por polvos metálicos o sílice de piedra esmeril( Higiene), caída o pisadas de objetos y/o herramientas (Seguridad-Ergonomía), Ruido (Higiene), vibraciones (Higiénicos), fatiga física (Ergonomía), riesgos psicosociales propios de estas actividades de la construcción(Ergonomía y psicosociología aplicada).

Daniel, es encargado, y por los datos que da el caso, además de los riesgos propios asociados a la actividad de la construcción y de las repercusiones del trabajo de otros operarios que operen cerca de él, aprecio los siguientes riesgos, Ruido (Higiene), vibraciones en todo el cuerpo (Higiene), trastornos osteoarticulares (Ergonomía), Riesgos por exposición a agentes químicos polvo de sílice(Higiene),  riesgos de desprendimiento de partículas (Seguridad), sobresfuerzos (Ergonomía), golpes por rotura de manguera presión neumática (Seguridad), exposición a contacto eléctrico(Seguridad),caídas a distinto nivel(Seguridad), caídas al mismo nivel(Seguridad) y caída de objetos o herramientas (Seguridad).

Ana, es Directora administrativa con jornada de 9 horas diarias de lunes a sábado. Renegocia deudas y la viabilidad empresa. Sin más datos, puede suponerse que atendiendo a su jornada laboral, que sobrepasa con creces la establecida legalmente y apenas le permite un descanso adecuado y atendiendo a las dificultades de las tareas asociadas a su actividad, los riesgos podrían ser, además de los propios de esta actividad en el lugar de la prestación de servicio, Riesgo de Fatiga mental y física (Ergonomía y psicosociología aplicada), riesgos de insatisfacción laboral y estrés (Ergonomía y psicosociología aplicada), riesgos de síndromes ansioso-depresivos (Psicosociología aplicada).

2.   Califica los diferentes procesos de incapacidad temporal sufridos por los trabajadores de Construcciones Singulares, S.L.

Conceptualmente, la Ley General de la Seguridad Social, en su artículo 115.1 define al accidente de trabajo  como toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena. El aparatado 3 del mismo artículo establece una presunción “iuris tantum” por la cual se considerarán accidentes de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y el lugar de trabajo.

El artículo 116 de la LGSS, establece que se entenderá por enfermedad profesional la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena en las actividades que se especifiquen en el cuadro que se apruebe por las disposiciones de aplicación y desarrollo de esa Ley, y que esté provocada por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional.

Procesos de Incapacidad temporal;

  José sufrió una lesión ocular al proyectársele fragmentos de madera mientras empleaba el taladro en la fase de acabado de las viviendas.
Bien, atendiendo a la definición del art.115.1 de la LGSS, y tratándose de de un suceso puntual, en el lugar y el tiempo de trabajo, que provoca una lesión corporal (lesión ocular) cuando realizaba su actividad laboral en el uso de el taladro debe considerarse accidente de trabajo.

Pedro sufrió una lesión lumbar mientras cargaba sacos de cemento.
Por los mismos argumentos que en el proceso anterior, atendiendo a la casuística particular de éste, debo considerarlo como accidente de trabajo, teniendo en cuenta que el trabajador sufre una lesión determinada (lumbar) en el desempeño de su actividad profesional, en el lugar y tiempo de trabajo, y puntualmente en el momento de transportar sacos de cemento con su cuerpo. He de matizar que (de los datos ofrecidos) tal calificación no entra a valorar las posibles especificidades, tiempos, antecedentes, negligencias, imprudencias, no utilización de medidas preventivas, etc., que si bien no tendrían porque cambiar la calificación si estaríamos ante argumentaciones mucho más precisas y extensas.

  Ana ha estado tres meses de baja como consecuencia de episodios de ansiedad y depresión leve.
Atendiendo a las tareas de responsabilidad de Ana, en un sector de la construcción donde la renegociación de deudas y viabilidad empresarial no son ajenas al continuo conflicto y estrés, la excesiva dedicación al trabajo por una jornada que se extralimita legalmente y no deja apenas espacios de ocio por falta de tiempo, y sobre todo, suponiendo que quede acreditada la relación de causalidad entre la lesión sufrida (ansiedad y depresión leve) y el trabajo que se ejecuta, debemos considerarlo como accidente de trabajo y así lo declaran sentencias recientes tales como la del Juzgado de lo Social nº2 de Pamplona 2011. No obstante, no es pacífica esta calificación ya que la dificultad reside en demostrar tal relación de causalidad, así, en caso contrario estaríamos hablando de accidente no laboral o enfermedad común.

Daniel ha padecido una necrosis del semilunar, denominada enfermedad de Kienböck (afectación osteoarticular). Es la forma de afectación osteoarticular más frecuente. El uso del martillo neumático es una actividad listada en el RD.1299/2006 por las vibraciones de entre 25 y 250 Hz, concretamente en el Anexo 1, Grupo 2. Código 2B0101. Por tanto debe considerarse como enfermedad profesional.

Buen provecho.

viernes, 7 de abril de 2017

VIGILANCIA DE LA SALUD: PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Qué entendemos por vigilancia de la salud y para qué sirve?

La vigilancia de la salud es un concepto que engloba, entre otros, al conjunto de controles médicos que se les realizan a los trabajadores con el propósito de detectar con antelación si padecen o van a padecer enfermedades derivadas del trabajo y en todo caso, para establecer las medidas preventivas necesarias para evitar los daños o reducirlos al mínimo, en caso de no poder eliminarlos.
El término “vigilancia de la salud” contiene una serie de técnicas con objetivos y metodologías distintas. Existen dos tipos de objetivos: los individuales y los colectivos.
Los primeros están relacionados con el sujeto que sufre el reconocimiento médico y los segundos con el grupo de trabajadores.

martes, 28 de marzo de 2017

CASO PRÁCTICO "PRL": TALLER DE PINTURA


En esta ocasión os traigo un caso práctico basado en un supuesto real que nos adentra en el propio ser de la Prevención de Riesgos Laborales con MAYÚSCULAS. 

Hemos valorado todos aquellos aspectos que creemos  pueden ser relevantes para la resolución del caso sin perjuicio de aquellos otros que nuestros avezados y estudiosos lectores puedan considerar. 

Resultado de imagen de taller de pintura accidentes




Trabajo: Taller de pintura

Caso práctico

En el taller de pintura de la empresa PINTORESCOS S.A. se lleva a cabo el pintado de una serie de piezas de unos 8 kg de peso que son manipuladas a mano. El suelo de esta sección muestra irregularidades, además de presentar siempre manchas de aceite y restos de pintura y disolventes empleados durante las actividades diarias. El taller está iluminado por lámparas de wolframio (bombillas incandescentes) que cuelgan del techo y aproximadamente la cuarta parte de las mismas se encuentran actualmente fundidas. La sección de pintura se encuentra colindante al taller de mecanizado, en el cual se producen las piezas que posteriormente serán pintadas. Debido a la proximidad entre ambas zonas, los trabajadores del taller de pintura se quejan con frecuencia del ruido proveniente de la zona de mecanizado.

Los trabajadores de la sección de pintura provienen de una empresa de trabajo temporal (ETT). El gerente de PINTORESCOS S.A. considera que él no tiene ninguna responsabilidad al respecto de la protección de la salud de estos trabajadores, puesto que "esa es una tarea que le corresponde realizar a la ETT".
Esta misma tarde, a uno de los trabajadores del taller se le ha caído una de las piezas que transportaba. Por suerte no le ha golpeado en los pies y el suceso se ha saldado únicamente con un nuevo boquete en el ya deteriorado suelo de la sección de pintura.

Preguntas

Con los datos facilitados en el caso práctico, contesta las siguientes cuestiones:

En base a la información proporcionada en el enunciado del caso práctico, identifica los riesgos a los cuales estarían expuestos los trabajadores del taller, relacionándolos con los factores de riesgo asociados a los mismos:

CAÍDAS DE LOS OBJETOS O PIEZAS MANIPULADAS A MANO: Como consecuencia del pintado a mano de piezas pesadas que pueden resbalar y caer en las piernas del operario.
CAÍDAS AL MISMO NIVEL: Como consecuencia del estado defectuoso del suelo (resbaladizo, irregularidades y productos derramados) que puede provocar resbalones y/o traspiés.   
RIESGO DE INCENDIOS O EXPLOSIONES: Como consecuencia del trabajo de pintura con iluminación de lámparas incandescentes que también puede constituir foco de ignición para un incendio. Los disolventes de pintura evacuan vapores que son inflamables. Por esta misma razón puede provocarse una explosión.
RIESGO DE CORTES: Como consecuencia de un trabajo rutinario y un entorno inadecuado que pueden provocar desconcentración.
RIESGO DE RUIDOS: Como consecuencia de la proximidad con el taller de mecanizado y los altos ruidos de las máquinas.
RIESGO POR EXPOSICIÓN DE AGENTES QUÍMICOS: Como consecuencia de los productos (disolventes, resinas o metales) que pueden ser inhalados.
 RIESGOS POR SOBREESFUERZOS: Como consecuencia de la manipulación de piezas de 8 kg y posibles posturas no correctas.
FATIGA VISUAL: Como consecuencia de un nivel insuficiente de iluminación al presentar el local muchas bombillas fundidas.


*  Revisamos la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales y en base a la misma:

Indica si es correcto el comentario del gerente de Pintorescos S.A. en relación a sus obligaciones con los trabajadores provenientes de una empresa de trabajo temporal.

Para la solución de esta pregunta debemos acudir al artículo 28.1 de la LPRL que otorga el mismo nivel de protección al trabajador puesto a disposición (ETT). Al 28.2 en que la empresa usuaria, antes del inicio de la actividad de los trabajadores puestos a disposición, deberá requerir a la ETT o comprobar que estos están informados acerca de los riesgos generales y específicos. Al artículo 28.5 para ver que la empresa usuaria es la responsable de las condiciones de ejecución del trabajo en relación a la protección de la seguridad y salud y del cumplimiento de las obligaciones de información de este artículo. 

La ETT también será responsable de la formación y vigilancia de la salud de los apartados 2 y 3 de este artículo. La empresa usuaria deberá informar a la ETT y ésta a los trabajadores, con carácter previo, de las características del puesto y la cualificación (sin perjuicio del art.28.4).La empresa usuaria deberá informar a los representantes de los trabajadores de la misma de la adscripción de los que son puestos a disposición y estos podrán acudir a los mismos para el ejercicio de los derechos de la LPRL. 


Hacer mención especial al artículo 3 del RD 216/1999 sobre seguridad y salud de los trabajadores del ámbito de las ETT, en lo relativo a la vigilancia de la salud por la ETT o al art. 4.1.a) del mismo R.D donde la empresa usuaria deberá asegurarse de que el trabajador puesto a disposición ha sido considerado apto mediante el reconocimiento del estado de su salud.

*  En base a la definición de accidente de trabajo, ¿podríamos considerar como tal al suceso ocurrido con el trabajador al cual se le ha caído la carga al suelo?

Desde el punto de vista legal, art. 115 de la LGSS “se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal…”  descartamos de entrada que el suceso pueda ser considerado accidente de trabajo al no existir lesión alguna. Desde el punto de vista preventivo, deben considerarse los “accidentes” que no conllevan lesión pero que por su gravedad pueden serlo en un futuro. Este sería nuestro caso y en términos preventivos estamos ante un incidente o accidente blanco (NTP 442 INSHT) o suceso no deseado que puede provocar un daño a equipos, instalaciones, etc.  y que suponen un coste añadido y que al modificar alguna de sus circunstancias pueden devenir en el futuro en daños o lesiones para la salud de los trabajadores.


Buen provecho.
Saludos






sábado, 25 de marzo de 2017

El crédito horario sindical no se genera por 12 meses sino por 11: STS 95/2017 de 1/2/2017.



El Tribunal Supremo ha venido a establecer un nuevo paradigma en relación con el crédito horario sindical de la representación unitaria o sindical de los trabajadores.


Efectivamente, el TS en sentencia de su sala de lo social, sección 1ª, de fecha 1 de Febrero de 2017 viene a establecer que la práctica habitual de prorratear las horas sindicales de los 12 meses del año para su disfrute a lo largo de los 11 meses de trabajo efectivo (exceptuando el mes de vacaciones) no solo no constituye un derecho adquirido, por el mero transcurso del tiempo en que se venía disfrutando esta práctica, sino que a partir de ahora, no será exigible por parte de los representantes sindicales ya que no es ajustada a Derecho.

La tesis del TS reside básicamente en el argumento de que es imposible disfrutar de un permiso retribuido cuando el representante unitario o sindical disfruta de sus vacaciones, al ser imposible disfrutar un permiso cuando no se está trabajando, lo que reduce el crédito horario de los representantes de los trabajadores a un máximo de once meses anuales.

Las consecuencias de este fallo permiten a la demandada considerar ilícita la práctica de prorrateo del cómputo del crédito sindical acumulado, a cesar en la misma y a computar el crédito acumulado en la bolsa de horas sindicales acumuladas de manera íntegra de conformidad con lo establecido en el art. 68 del ET. Es decir, aplicar tal reducción no solo durante los 11 meses del ejercicio del derecho al uso de las horas sindicales de miembros de comités de empresa y/o delegados sindicales sino hacer extensiva tal reducción a la bolsa de horas sindicales que se vienen acumulando para libre disposición de las OO.SS y/ o los propios representantes en las empresas.

Ya con anterioridad, la STS de 23 de marzo de 2015, Rec. 49/2014 determinó que el crédito durante el período de vacaciones carece de sustento legal puesto que es un permiso retribuido que no se puede disfrutar cuando no se trabaja…

La recurrente alegaba “…que la mera persistencia en el tiempo de una determinada práctica no crea, por sí misma, una condición más beneficiosa sino que es necesario que exista un acto de voluntad de conceder una mejora sobre las previsiones legales o convencionales que evidencia la intención de que las mismas sean incorporadas al nexo contractual. Si la empresa admitió en el pasado que también se acumulara el crédito horario del mes de vacaciones no fue por voluntad de mejorar el derecho de los representantes sino por una mera interpretación errónea de la norma vigente que, al haber sido aclarada por la STS de 23 de marzo de 2015, propició que se modificara el criterio que se venía aplicando hasta la fecha para acomodarlo a la correcta doctrina interpretativa.”

Se deduce expresamente de la fundamentación del fallo del TS que si un representante unitario o sindical dispone de un crédito horario, la naturaleza inherente a éste es propia de un permiso retribuido, incompatible con el disfrute de sus vacaciones anuales, y es imposible que se pueda ceder dicho crédito ilícito a la bolsa de crédito horario, por cuanto el mismo nunca estuvo en el patrimonio de dichos representantes.

Finalmente y en contraposición de la doctrina alegada por las OO.SS, no es sostenible la más mínima existencia de la condición más beneficiosa pretendida ya que estaríamos ante una práctica que se lleva a cabo en la empresa no motivada por una voluntad insoslayable de conceder tal derecho inexistente sino sostenida en la creencia de que se derivaba de la exigencia de la propia ley, y por ende, tal práctica no es modificativa ni incurrió en vulneración de los prescrito y exigible por artículo 1256 de nuestro Código Civil ya que no estamos en presencia de un derecho que se haya podido interpretar  como incorporado al nexo contractual.


En consecuencia, se estima el recurso de casación interpuesto por la empresa, casando y anulando la sentencia de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, de 3 de diciembre de 2015, y por tanto desestimando las demandas, sobre Conflicto Colectivo, formuladas por las distintas OO.SS frente a la recurrente.

jueves, 23 de marzo de 2017

¿LAS VACAS GORDAS DE LAS AA.PP? ESTABILIDAD LABORAL vs. IGUALDAD

El titular, a priori, resulta prometedor: “EL GOBIERNO SE COMPROMETE A HACER INDEFINIDAS EL 90% DE LAS PLAZAS INTERINAS DE LA FUNCIÓN PÚBLICA” pero nos asaltan muchas incógnitas por resolver.

Si os parece, vamos a darle una vuelta o dos a esta noticia.

Lo que se pretende es dotar de instrumentos jurídicos a las AA.PP para proveer de procedimientos selectivos que doten de estabilidad a personal laboral temporal y a los funcionarios interinos. De las intenciones publicitadas a la realidad puede haber un buen trecho, como casi siempre.

¿Por qué se desmarca el Gobierno Central en estos momentos con un notición como éste?

Probablemente, porque necesitan del apoyo de los demás grupos parlamentarios para sacar adelante cualquier iniciativa. También, porque las CC.AA han sido las más perjudicadas con las tasas de reposiciones cero y los recortes presupuestarios incesantes de estos años que han mermado la calidad y cantidad de empleo público.

Además, lo anterior ha redundado en un incremento de temporalidad estructural en las AA.PP que se hace insostenible.

Y a todo esto debemos sumar los “batacazos” que está sufriendo España en forma de críticas continuas de las instituciones políticas y judiciales de la UE, respecto de los desaguisados de Función Pública mal llevados por nuestro país.

Más allá de los procedimientos que se establezcan para la consecución de este fin debemos preocuparnos por aspectos nucleares a los que se deben dar salida para no cerrar en falso.

Ya sabemos que las leyes de Función Pública y las reiteradas sentencias judiciales confirman la exclusividad del ejercicio de las potestades públicas por parte de funcionarios pero no es menos verdad que las AA.PP están diseñadas y configuradas jurídicamente para que esto no sea así (agencialización).

De otro lado, ¿se va a provechar para funcionarizar a aquellos puestos que sean susceptibles de ello o para laboralizar a la inversa?

¿Qué criterios se van a seguir en la delimitación de los porcentajes de reposición por sectores o actividades (Sanidad, Educación, FF.CC de Seguridad, Administración General…)

Y pasamos a la madre del cordero. 

Si somos fieles cumplidores de las leyes de función pública, deberemos atender a los sistemas de selección habilitados a los efectos donde primen los principios constitucionales de acceso a puestos públicos (mérito, capacidad, antigüedad…).

Las correspondientes OPEs deberán estar íntimamente relacionadas con convocatorias llevadas al efecto a través de los instrumentos dados: Concurso, concurso-oposición y/u oposición.

Ahora bien; ¿Seguiremos las tesis que abogan por estabilizar a los interinos y laborales temporales en procedimientos restringidos o por el contrario, atenderemos al cumplimiento exhaustivo del ordenamiento jurídico y se convocarán procesos de concurrencia competitiva donde TODOS aquellos que deseen participar podrán hacerlo?

Parece claro que la primera responde a una pretensión política y la segunda al cumplimiento de la ley.

Nuestro país debe abandonar de una vez por todas ese halo que le persigue de maniquear lo público para convertirlo en privado, de pervertir o adulterar los procesos con el ánimo de materializar expectativas arbitrarias y partidistas enconadas en un continuo sesgo.

Es entendible que un trabajador/a que lleva 10 años de interino o temporal genere unas expectativas que deben satisfacerse de algún modo pero no es menos cierto que el contexto de desempleo estructural de nuestra comunidad no nos permite interpretaciones sectarias de las leyes y parece claro que el hecho de llevar mucho tiempo de temporal o interino no genera mayor derecho que a aquél que no ha tenido esa suerte, más allá de que los primeros tendrán la ventaja de que podrán aportar méritos baremables que no podrán alegar los segundos.

Pero es que además surgen más interrogantes ¿se va a primar la estabilidad a costa de las expectativas de promoción profesional o de la posibilidad de que los trabajadores puedan trasladarse geográficamente más cerca de su localidad de residencia?

A mi juicio, ESTABILIDAD SÍ pero sin conculcar los derechos del resto de actores (desempleados, empleados fijos, etc.).

A estas alturas no cabe duda de que nos encontramos ante una situación extraordinaria que requiere de soluciones extraordinarias. Así, los procesos que deriven en la materialización de la estabilidad del personal temporal en fijo deben ser extraordinarios y provisionales, esto es, extraordinarios, porque irrumpen en los mecanismos y automatismos de las ofertas públicas de empleo para alterar su orden y provisionales, porque las personas que consigan consolidar la categoría profesional deberán pasar por las vicisitudes contractuales de la administración pública por las que todos hemos pasado y por tanto, no pueden consolidar puestos de trabajo o plazas concretas por llevar años de experiencia en contraposición de miles de empleados públicos a los que se les viene privando de las más mínima posibilidad de sus expectativas de promoción profesional, en algunos casos por más de 30 años de anomia.

De otro lado, los baremos que se apliquen deben ser reales y realistas sin que asistamos a convocatorias ad hoc para temporales e interinos por encima de las expectativas del resto de ciudadanos. Por tanto, baremos justos, proporcionales, que ponderen equilibradamente pero no sean excluyentes para unos en favor de otros.

Para terminar, debemos redundar en que estos procesos de estabilización o reposición de las tasas DEBEN SER NEGOCIADO/AS. No podemos dejar al margen a las OO.SS y por tanto, el cauce idóneo será la NEGOCIACIÓN COLECTIVA.






jueves, 16 de marzo de 2017

Bajada del coste laboral en España (INE)

Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) Cuarto trimestre de 2016

Principales resultados (Fuente I.N.E)

  • El coste laboral de las empresas disminuye un 0,8% en el cuarto trimestre de 2016 respecto al mismo periodo de 2015 (se sitúa en 2.649,97 euros por trabajador y mes.
  • Durante el cuarto trimestre de 2016 la jornada semanal media pactada, considerando conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial es de 34,2 horas.
  • El coste laboral por hora efectiva aumenta un 0,6% en tasa anual, como consecuencia de la disminución del número de horas trabajadas en un 1,4%.
  • En el cuarto trimestre de 2016 el número de vacantes es de 67.464. El 90,3% se encuentra en el sector Servicios.
Resultado de imagen de coste laboralEs de destacar que, los otros costes (costes no salariales), se reducen un 0,9%. El principal de su composición son las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, que decrecen un 0,4%. Y ya dentro de éstas percepciones no salariales, destaca significativamente la bajada de las indemnizaciones por despido y de las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios,pequeño utillaje, ropa de trabajo, selección de personal, etc.).

Con relación al coste laboral según Sectores Económicos; destaca en el sector de la Industria el crecimiento de todos los componentes del coste laboral, con excepción de las otras percepciones no salariales . La Construcción presenta el mayor descenso del coste laboral total, especialmente del salario ordinario. En el sector Servicios el coste laboral total baja 1,0% en tasa anual a la par que disminuyen otros costes, como puedan ser, las indemnizaciones por despido.

Y ya por secciones de la actividad, el crecimiento del coste laboral es mayor en las Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, las Actividades inmobiliarias y en Transporte y almacenamiento. Por el contrario, información y comunicaciones, otros servicios y Administración pública y defensa y Seguridad Social obligatoria registran los mayores descensos.

Según el tipo de jornada, la diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial es de 5,47 euros por hora (16,56 euros/hora para tiempo completo, frente a 11,09 para tiempo parcial). En cuanto al tiempo de trabajo, los trabajadores a tiempo completo prácticamente duplican las horas de trabajo efectivo realizadas por los trabajadores a tiempo parcial (33,0 horas semanales frente a 17,4).

Fuente :  Fuente : INE